21/9/08

La normalidad

Intenté decirte:
las casitas se amontonan.
¡No doy más!
buscando la belleza apareciste
¿qué es eso?
y... es que en la mente hacen fila india los camiones cuando esperan
pensando, pensando, ideé un muro
hipersuficiente
hipersuave
sirve para dormir y también para pensar ideas fuertes
el azar me tiró una punta, esta vez
me imaginé todo más de cerca
y para idear mejor hice un plan que te incluye.

Ahora ya no estás vos
y en ese muro que ideé hay un montón de chiches
por ejemplo
fiaca
también hay trozos de terciopelo
¡mejores! ¡mucho mejores que ése!
una especie de...
constructo natural
una imagen preciosa (y no tanto) que me armé:

casitas que se amontonan
una villa
palmeras a lo largo
cubiertos para servir
y una ley fantasma
y cosas que no se ven, por ejemplo
cubiertos-pinche
entre las condiciones materiales y la energía de los vecinos
entre las marcas de clase y las pronunciaciones de cada bache al vacío
ahí estoy yo, ideando
cada vez que me limito
me hago más tonta, cada vez
es una idea súper natural, y al mismo tiempo
bastante anciana:

separé tus clases en millones de puntos
un ciervo que escondo disecado en la montaña
los vecinos que duermen parados y hacen multitud
obvio, todos actuamos la normalidad
pero unos más que otros.

La normalidad es un estado de la experiencia, y en la idea se forman nutrias salvajes, que no se corresponden con el estado real de la humanidad
entonces, ¿para qué chistar, pedir amigos en flor, seducir al más temeroso para que con toda su luminosidad aguante el reto, o siga el ritmo de los otros, los que sí lo logran sin chistar?

Ideé una villa, llena de cochecitos vacíos
¡eh!... cantamos “invasión” y pedimos “permiso”
para hacerlo durar, para hacer de la norma no más que un estado de ánimo
un muro que ideé con el objeto de saturar los mecanismos
la normalidad es un fantasma que se inventa en un secreto social
y ahí queda, pendiente como yo
ni me escondo en las casitas que apilo ni formo parte del brillo:
actuar punto por punto
pero no preconcebidamente
hipersuficiente
hipersuave
el brillo que rebano en el intento
la normalidad una laguna mental pero cierta, posta
ensoñaciones básicas como alimento
cae la norma como un chiste
la multitud es abstracta, cuasi-violenta
una idea súper natural en medio de la continuidad
hay pila, pila, pila de casas.

1 comentario:

diego dijo...

hola adriana,
muchas gracias por tu saludo y tus palabras

siempre ando leyendo por aquí (bah, antes por allá: donde no te hablaban)